Saltar al contenido.

Represión policial a las protestas en Colombia deja al menos siete muertos, en Cali

Fue durante las jornadas de protesta contra el Gobierno de Iván Duque. Organizaciones de derechos humanos aseguran que podrían el número de asesinatos podría llegar a 35

Foto cuenta de Twitter Congreso de los Pueblos.

Por Diego Sacchi

COLOMBIA. Organizaciones colombianas de Derechos Humanos, denunciaron que al menos siete personas fueron asesinadas durante la represión policial en la ciudad de Calí, en el tercer día de protestas contra la reforma tributaria impulsada por el presidente Ivan Duque.

Según el informe presentado este viernes por la Red de Derechos Humanos Francisco Isaias Cifuentes, además de las muertes confirmada, el accionar policial ha dejado un saldo de 84 detenidos, 28 heridos y tres manifestantes desaparecidos. Agregan que entre los heridos, hay tres personas con pérdida de ojos y un caso de abuso sexual por parte de agentes de policía.

La organización Human Rights Internacional reporta que desde el inicio del Paro Nacional, el pasado miércoles, serían 35 las personas asesinadas (7 verificados, 28 en proceso de verificación), una mujer denunció haber sido violada por el ESMAD, hay 31 personas desaparecidas y 45 Defensores de derechos humanos fueron agredidos.

Una de las ciudades donde se vivió la represión más violenta fue Cali. Las organizaciones de derechos humanos responsabilizaron al presidente y al alcalde de Cali por la represión policial a las masivas manifestaciones en contra de la reforma tributaria. Mientras el ministro de Defensa, Diego Molano, anunció el viernes la llegada de unos 3.000 policías y militares a esa ciudad.

Organizaciones sociales denunciaron la violencia policial y los asesinatos, entre ellos el de Marcelo Agredo, un menor de 17 años, que fue capturado en varios videos donde se puede ver como un agente motorizado dispara a quemarropa en su dirección hasta en ocho ocasiones, hasta que tras un último disparo se desploma en el suelo.

En medio del violento accionar policial el derechista expresidente, Álvaro Uribe, escribió en su cuenta de twitter que se debía defender “el derecho de soldados y policías de utilizar sus armas” en medio de las protestas contra la reforma tributaria. Luego de varias horas y denuncias, la red social bloqueo el contenido del mensaje.

El mensaje fue leído como una provocación y el aliento a la represión por parte de Álvaro Uribe, un apoyo fundamental para la llegada del actual presidente Duque al gobierno. El expresidente implementó durante sus dos mandatos una política neoliberal, está acusado por relaciones con bandas paramilitares, responsables de asesinatos de dirigentes sociales y campesinos. Como comandante de las Fuerzas Armadas, es responsable de las aberraciones de la llamada “guerra contra las drogas” y la ofensiva contra las FARC, que generó cientos de miles de desplazados y miles de muertos, conocidos como “falsos positivos”, civiles asesinados por el Ejército, haciéndolos pasar por “guerrilleros” a cambio de premios y beneficios.

Luego de tres días de manifestaciones el presidente colombiano, Iván Duque, ordenó este viernes al Ministerio de Hacienda reformular la reforma tributaria consensuando con sectores del Congreso un nuevo texto.

Con esa decisión, el Gobierno no retirará el proyecto como reclaman los manifestantes, los partidos políticos, sindicatos y otros sectores, mientras busca lograr que el proyecto avance luego de no haber encontrado apoyo en los partidos políticos y hasta el uribista Centro Democrático, al que pertenece Duque, ha hecho objeciones a la iniciativa.

El Gobierno asegura que busca cerrar el hueco creado por la pandemia del coronavirus en las finanzas del Estado. Lo cierto es que las políticas de Duque no han hecho más que aumentar la miseria. Según las estadísticas reveladas por el DANE (Departamento Administrativo Nacional de Estadística), el índice de pobreza en Colombia para 2020 aumentó 6,8 puntos porcentuales y se ubicó en 42,5 %, lo que significa que 21,2 millones de colombianos no tienen suficiente ingreso para cubrir sus necesidades básicas.

En los tres días de protestas decenas de miles de personas han expresado su rechazo a la iniciativa del Gobierno porque consideran que afectará con más y mayores impuestos a los sectores más pobres, especialmente afectados por la pandemia del coronavirus, así como a la clase media.

En las movilizaciones en Colombia hay demandas económico-sociales muy profundas y es lo que se ha puesto en movimiento. Estas jornadas podrían constituir un primer paso de un plan de lucha que vaya por el camino de una huelga general, la única manera de asestar una derrota al Gobierno de Duque. Para ello sería necesario avanzar en la autoorganización creando organismos para la lucha.

Copiado de https://www.laizquierdadiario.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: