Saltar al contenido.

La bajeza de una parte de la izquierda contra Fidel Santana

Conozco a Fidel Santana desde que él tenía unos 12 años de edad, cuando era un muchacho se integró a la lucha del movimiento estudiantil en el Liceo Unión Panamericana, y si mal no recuerdo cayó preso a esa edad por primera vez, cuando agentes policiales lo atraparon escondido debajo de un vehículo en una protesta en el liceo Estados Unidos, frente al Palacio Nacional, en los últimos años de los doce de la era del tirano Joaquín Balaguer.

La trayectoria revolucionaria de Fidel, así como ha sido larga, siempre estuvo expuesta al peligro y en la mira de sus enemigos de clase y a la mezquindad de aquellos/as que en el mismo litoral de izquierda sienten que los liderazgos emergentes amenazan su supremacía en la dirección de las organizaciones.

Compartí con Fidel muchos años de lucha, de victorias y de fracasos, de sufrimientos familiares, de solidaridad frente a precarias situaciones económicas hogareñas, en fin; hemos sostenido lazos políticos  y de hermandad.

Juntos estuvimos en el Frente Estudiantil de Liberación Amín Abel (Felabel), en el histórico Movimiento Popular Dominicano (MPD), en el Frente Amplio de Lucha Popular (Falpo), en las luchas comunitarias y un rosario más de jornadas, donde expusimos el pellejo, mientras otros supuestos revolucionarios se pasaban la vida, sin renunciar a su confort, buscándole la “quinta pata al gato”.

Campaña negativa contra Fidel

En la actualidad se desarrolla un nuevo capítulo de una campañita soterrada por un lado y abierta por otro en las redes sociales contra Fidel Santana, tras conocerse su renuncia a la presidencia y militancia del Frente Amplio y sus aspiraciones a postularse a Defensor del Pueblo.

La campaña soterrada viene del propio litoral de la organización que él presidió y que cargó en sus hombros durante varios años, y desde la cual alcanzó una diputación nacional en una alianza con el hoy gobernante Partido Revolucionario Moderno (PRM), unidad con la que muchos no estuvimos de acuerdo.

Cuando en el 2016 Fidel ocupó su curul en el Congreso Nacional en la dirección del Frente Amplio se generó una discusión sobre si este partido “alternativo” aceptaba o renunciaba a las exoneraciones que otorgan a los legisladores y legisladoras, aprobandose por mayoría utilizar las exoneraciones, una para el diputado y otra para el partido.

Ahora, a lo interno del Frente Amplio muchos de esos que aprobaron “coger” las exoneraciones se presentan como los campeones de la renuncia a los privilegios y quieren embarrar a Fidel como el único responsable de la decisión de utilizar este irritante privilegio.

También, por la espalda susurran y ponen papagayos a pregonar que Fidel utilizó el barrilito; pero no establecen si en algún momento plantearon en la dirección nacional del FA, la discusión del tema, por lo que pecaron de cómplices por omisión o por comisión,  de esta práctica, si realmente fue utilizada.

Otra deleznable actitud asumida por los exaliados de Fidel es que desde que se enteraron de los planes de éste aspirar a Defensor del Pueblo, fabricaron una candidata al mismo cargo para hacerle la contraria al expresidente de su partido. Lo que se parece más a una persecución, que diferencias políticas.

Ahora los representantes del FA presumen de ser los adalides de la renuncia a los privilegios, consigna que tuvieron que asumir luego que el candidato a diputado por el Frente Amplio, en la Circunscripción 3 del Distrito Nacional, doctor Ángel Pichardo Almonte, fuera el primero que lo planteó como una de sus futuras acciones si salía electo.

Crítica constructiva o destrucción

Carlos Marx dijo una vez que la historia se repite como tragedia o como comedia y en la izquierda dominicana ha sido recurrente, que cuando emerge un nuevo liderazgo es la principal enemiga de su ascenso. Basta con recordar el caso de Virtudes Álvarez, la cual fue víctima de virulentas acusaciones falsas desde las propias filas del movimiento revolucionario.

Ahora bien, Fidel como congresista tuvo aciertos y errores, y en su momento se lo he manifestado personalmente, pero sus propios ex aliados lejos de ejercer una crítica sana y constructiva para que como ser humano y revolucionario rectifique, desarrollaron una campaña de denuesto para destruirlo y sacarlo de circulación.

Hoy presenciamos un nuevo capítulo de esa campaña, los máximos ideólogos no dan la cara; pero utilizan a sus seguidores para “acabar” con Fidel y favorecer a la candidata a Defensora del Pueblo del Frente Amplio, a la cual no le resto méritos, sin embargo por su militancia está impedida de llegar a ese cargo.

Fidel no es un ser humano inmaculado, tiene fortalezas y debilidades, virtudes y errores, altas y bajas; pero su futuro político dependerá de cómo frente a sus seguidores y el pueblo asuma la crítica y la autocrítica. No obstante, la perversidad política no puede negar su trayectoria.

Lamentablemente he aprendido, que para la izquierda dominicana es más fácil asumir a un personaje que haya tenido un pasado cuestionable o que estaba contrario a los intereses del pueblo y que se pase a las filas revolucionarias, que creer en un militante que en su práctica política cometa errores y los rectifique, prefieren tirarlo al zafacón como una basura.

No todos los que critican a Fidel Santana tienen moral para hacerlo, hay quienes son oportunistas, trepadores, que se han aprovechado de sus relaciones políticas para beneficios personales y traficantes de influencias en beneficio de familiares.

Creo que el amigo y hermano Fidel tiene la oportunidad de rectificar algunas posiciones políticas, asimilar las experiencias, darse cuenta de quiénes son sus verdaderos aliados, porque aún en medio de las dificultades, puede tener un futuro político luminoso.

Creo más en Fidel Santana como un futuro Defensor del Pueblo, que en personas con una doble moral y que continúan con una práctica basada en trapisonda, jugadas sucias, zancadillas y que, además, son conciliadores con sus enemigos e implacables y con un alto espíritu de destrucción con sus aliados.

Reitero mi diferencia con muchas posiciones políticas de Fidel; pero prefiero hacerle una crítica constructiva y no usar sus errores para destruirlo políticamente.

Como dice el refrán: “saber es rectificar a tiempo”.

3 Comentarios »

  1. Al muchos candidatos bueno para la defensoría del pueblo pero Santana sobresale entre todos su trayectoria y entrega al pueblo dominicano no tienen comparación.. desde la defensoría del pueblo realizará un excelente trabajo..

    Me gusta

  2. Saludos Bienvenido Scharboy, lamento que me enseñaron que LIBELOS no se responden. Más cuando están cargados de odio, fanatismo e irracionalidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: