Saltar al contenido.

No se puede abrir el año escolar ni virtual ni semipresencial

271ae7b4-escuela-foto

Por  J. Rafael Capellán

El peligro de la docencia semipresencial  

Para nadie es un secreto que dar apertura al próximo año escolar de manera semipresencial, es sencillamente improcedente. Hay que reconocer que no pocos sectores, incluida la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), se han mostrado en desacuerdo con tan peligrosa pretensión.

Hay que saludar esta decisión,  porque de llevarse a cabo nos inundaría aún más de enormes olas de contagios, que pondrían en peligro no sólo las vidas de estudiantes y docentes, sino las del resto de los miembros de nuestras familias. El ministro entrante de Educación, señor Roberto Fulcar, ha prometido que no se pondrá en peligro las vidas de estudiantes y docentes. Esperemos que así sea.

La propuesta de docencia virtual de ADP es indecente: Promueve la discriminación y división del estudiantado

Es un hecho conocido por todos,  que más de la mitad de nuestros estudiantes no cuenta con una simple laptop. Entonces, no sabemos de dónde han sacado los miembros del Comité Ejecutivo Nacional de nuestra ADP la propuesta  de que se abra el próximo año escolar con docencia virtual.  Sólo en sus cabezas cabe una alternativa de esta naturaleza, tomando en cuenta la realidad de nuestros estudiantes.

Realmente no parecen tener los pies sobre la tierra. Según un estudio de INTEC, el 52.8% de los estudiantes de nuestras escuelas y liceos no cuenta con una computadora o laptop. Y ni qué decir de la enorme cantidad de estudiantes que no tienen acceso al internet fijo, y menos a conectarse a una plataforma digital. A esto hay que agregar la precariedad del servicio de energía eléctrica que campea por toda la geografía nacional.

Cabe destacar que el rector de un reconocido centro de educación superior ha mostrado una mejor comprensión de las precariedades de nuestros estudiantes y docentes. El 24 del pasado mes de julio, el rector de la UNPHU, Arq. Miguel Fiallo Calderón, planteó que si las autoridades del gobierno quieren encarar exitosamente los desafíos del próximo año escolar,  una de las primeras medidas que debían aplicar era  “dotar de tabletas a los más de dos millones y medio de estudiantes y maestros que hoy no tienen acceso a una computadora”.  Vamos a repetirlo. EN EL PAIS HAY MÁS DE DOS MILLONES Y MEDIO DE ESTUDIANTES Y MAESTROS SIN COMPUTADORAS.

Como docentes que sabemos lo que implica el proceso de enseñanza-aprendizaje, nos sorprende la propuesta de docencia virtual que propone el CEN de la ADP.  Porque su propuesta significaría condenar a la EXCLUSIÓN a más de la mitad de los estudiantes, ya que se les dificultaría participar de las clases a impartirse en plataformas u otros medios virtuales. Tal como ocurrió a finales del pasado año escolar. Sencillamente, porque no contaban, ni tampoco cuentan ahora, con los recursos para conectarse.

Una propuesta de este tipo no soluciona en nada el problema. Antes bien, lo agrava, porque contribuye a profundizar la desigualdad que ya existe entre el alumnado dominicano, en cuanto a oportunidades. Constituiría un trato discriminatorio a tantos niños y jóvenes estudiantes, a quienes por la “Ley General de Educación” les asiste el derecho inalienable a una educación inclusiva, “dentro de la exigencia del interés nacional o local y sin ningún tipo de discriminación…” ( Cap. II, art. 4, acápite a). Es duro decirlo, pero esta propuesta de ADP es discriminatoria, porque favorece a unos, y desfavorece a otros.

No a la discriminación, a la segregación y a dividir al estudiantado

Hay que echar atrás la docencia virtual en estos momentos. Con ésta se estaría discriminando a los estudiantes que no puedan participar en ella,  provocando incluso desmotivación y posibles deserciones. También, esta práctica promueve la DIVISION DENTRO DEL ESTUDIANTADO ENTRE  LOS QUE PUEDEN TENER DOCENCIA VIRTUAL Y LOS QUE NO PUEDEN.

Y esto tiene un nombre, y se llama SEGREGACION ESTUDIANTIL. En buen dominicano, significa: DEJAR FUERA DE LA DOCENCIA A UN SECTOR IMPORTANTE DE LOS/AS ESTUDIANTES; alumnos/as  provenientes, en su mayoría, de los sectores económica y socialmente más humildes de nuestro país.

No queramos ahora hacernos los más tontos, no. AQUÍ TODO EL MUNDO SABE LO QUE SIGNIFICA LA  “EXCLUSION” EN MATERIA DE EDUCACION.

La educación es una responsabilidad del Estado. Y éste debe garantizar una educación que incluya la equidad y la participación plena de todos los estudiantes. No es momento de salir al paso con improvisaciones que, al cabo, nos harían más mal que bien. NINGÚN /A ESTUDIANTE DEBE QUEDAR FUERA DEL PAN DE LA ENSEÑANZA. TODOS/AS TIENEN DERECHO A UNA EDUCACIÓN PLENA, BASADA EN LA EQUIDAD.

¡LAS VIDAS DE  DOCENTES Y ESTUDIANTES VALEN MAS QUE UN AÑO ESCOLAR!

El autor es profesor de matemáticas con más de 20 años de experiencia en la educación pública.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: