Saltar al contenido.

Esos gobiernos “progresistas” a los que llaman de “izquierda”

Por Hugo Cedeño

Hugo Cedeño.

SANTO DOMINGO. En Nicaragua se armó el lío. Hasta la Guardia tuvieron que tirar a las calles. Y como todos los gobiernos capitalistas en su declaración el presidente Ortega declaró que es un plan de la derecha para desestabilizar al gobierno que preside.

Todos los presidentes, sin importar el color de la bandera en que se protegen, dicen lo mismo cuando las masas o sectores de las mismas toman las calles para demandar sus legítimos derechos.

Ortega en su declaración a la prensa ocultó la unilateralidad de su gobierno cuando subió el porcentaje a pagar por los trabajadores y empresarios para el Instituto Nacional de Seguridad Social y que se preparaba, aconsejado por su asesor económico, el ex comandante Bayardo Arce, un incremento de la edad para la jubilación.

El economista nicaragüense Adolfo Acevedo Vogl se refiere al problema del INSS de Nicaragua de la siguiente manera: “En realidad, todos los estudios actuariales efectuados entre 2004 y 2006 mostraban que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) seria insolvente – es decir, resultaría incapaz de cubrir sus compromisos con sus ingresos y sus reservas – en algún momento después de 2019 o 2020” (INSS: Historia de una insolvencia (varias veces) anunciada. Insolvencia que también tiene que ver con el incremento de los gastos administrativos y la falta de transparencia en el uso de los ingresos.

Frente a este problema al Fondo Monetario Internacional no se ocurrió mejor idea que aconsejar al presidente de Nicaragua y su flamante asesor económico tomar medidas para sacrificar a los asalariados y las asalariadas elevando el aporte a la Seguridad Social.

Fieles a los dictados de su amo, el ejecutivo de Nicaragua y el asesor económico pusieron a funcionar sus mecanismos y anunciaron que por ahí iban las cosas para resolver la parálisis del INSS.

Al FMI planteó su receta olvidando que la insolvencia del INSS está también ligada al uso inadecuado de sus ingresos y que antes de aconsejar tan criminales medidas debía exigir al presidente Ortega y su asesor económico presentar con claridad las cuentas financieras del INSS y la responsabilidad de su gobierno en el déficit financiero.

El FMI tenía que tomar en cuenta lo que señala el economista citado cuando dice: “… resulta indispensable una reducción drástica en los gastos administrativos, y una mejoría significativa, y una absoluta transparencia, en la gestión de las inversiones. Además, resulta obvio que ello demandaría la transformación del INSS en una institución profesional y autónoma, no subordinada a mandatos políticos, sino que concentrada exclusivamente en el cumplimiento eficaz de sus funciones y objetivos”
Pero el organismo internacional hizo lo mismo de siempre. Trazar recetas que afectan a los más empobrecidos para ponerlos a pagar “unos granos que no disfruto”.

Por encima de las malsanas intenciones del FMI y el presidente Ortega, hasta ahora las movilizaciones continúan a pesar de la represión y el número de asesinados, perseguidos y apresados desde el miércoles pasado cuando iniciaron las protestas.

A pesar de la situación que padece el pueblo de Nicaragua desconocemos algún tipo de pronunciamiento de la llamada izquierda nacional y continental en apoyo a las masas trabajadoras en la tierra de Sandino.

Nosotros estamos al lado de los asalariados nicaragüenses en su lucha contra la políticas económica del presidente Ortega.

Rechazamos las medidas represivas del gobierno contra los y las manifestantes. Los trabajadores y trabajadoras tienen derecho a manifestarse cuando ven sus intereses afectados.

Lamentablemente la histórica y anti imperialista consigna de “fuera el FMI y quien lo trajo”, los gobiernos del continente, incluyendo los llamados “progresistas”, como se reclama Ortega, la han convertido en “ven a mi” y sácame de este atolladero, arrodillándose frente al poder de los grandes magnates financieros, lo monopolios y sus instituciones, de las que van agarrados de las manos para mantenerse en el poder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: