Saltar al contenido.

Prevención del suicidio: Tarea difícil; pero no imposible

Doctora Carmen Adames

Carmen Adames

SANTO DOMINGO. Las cifras publicadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que en el mundo cada 40 segundos una persona se quita la vida o se suicida, es decir, por cada 100,000 personas 16 mueren de esta manera, que en números absolutos es casi un millón de personas. Estas cifras lejos de disminuir aumentan cada año y sobre todo entre los jóvenes de 15 a 24 años.

En República Dominicana el suicidio se ha convertido en un problema de salud que va en aumento, los registros indican que son hombres la mayoría que lo logran, pero que las mujeres lo intentan más con elementos que se pueden revertir y el segmento de edad ha variado según el año; pero los últimos casos registrados correspondieron al grupo de entre 20 -34 años.

Existen factores de riesgo que potencian la idea del suicidio, tales como trastornos psicológicos, principalmente depresión, que puede ser por padecer enfermedad incurable, problemas económicos o familiares, la bipolaridad, uso y abuso de alcohol y sustancias prohibidas, además de factores hereditarios. También los elementos sociales y culturales junto a la pérdida de valores pueden contribuir.

Otro elemento que potencia la ocurrencia de suicidios es una persona con trastornos mentales sin medicamentos. La OMS publica que el 5% de la población de América Latina y el Caribe padece depresión y que 6 de cada 10 pacientes no recibe tratamiento. En República Dominicana el 4.7% de la población la padece (OMS) y aún están sin cobertura los trastornos mentales en la seguridad social.

Lo cierto es que el abordaje para prevenir el suicidio debe ser integral y no solo ser tratado desde el ámbito de la salud, recordemos que el ser humano es biológico, psicológico y social y que estas tres esferas deben funcionar integral y armónicamente para tener salud.

Con la idea de que los países diseñen estrategias basadas en estas tres esferas, para prevenir el suicidio desde el 2003 se declaró el 10 de septiembre de cada año como Día de la Prevención del Suicidio, sin embargo, muchos países, incluyendo el nuestro, no tienen un plan de acción diseñado, las respuestas al problema son mediáticas, convirtiéndose el suicidio en un tema de interés noticioso y un problema para la familia de la persona que comete el suicidio.

Es necesario cambiar esta realidad, las autoridades de salud, junto a la sociedad que agrupa a los profesionales tanto de psicología como psiquiatría, que han hecho propuestas viables, deben diseñar un plan preventivo, educar a las familias, a los maestros y maestras, a los y las responsables de gestión humana en las empresas, designar recursos para la prevención tal y como dice la OMS prevenir el suicidio no es tarea fácil, pero si no iniciamos su implementación, entonces el problema será mayor y eso se demuestra con el incremento del suicidio cada año.

Reflexionemos sobre esta lamentable realidad, que no solo nos importe si nos toca de cerca. Si ves una persona aislada, llorando, sin fuerzas para hacer sus tareas cotidianas, que cambia de comportamiento, habla de morir, Tomate un momento, salva una vida, la mayoría de los intentos suicidas ¡son un grito para pedir ayuda ¡

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: