Saltar al contenido.

Arlette Fernández y Rafael Tomás Fernández Domínguez

SANTO DOMINGO. Arlette deslumbra 50 años después. Hermosas razones lo explican. Bella mujer de siempre (“todavía” no va con ella). Sus convicciones revolucionarias han resistido intactas. Su amor por Rafael sigue vivo, a pesar de su muerte. Deslumbra y asombra.

Abril, Revolución y Guerra Patria de 1965, es sobre todo amor. Amor al prójimo, amor a la libertad, amor a la autodeterminación de nuestro pueblo.

Amor porque fue entrega leal y valiente. Ya se ha dicho: amores cobardes no son amores. No existen. Y cuando el deber convoca, no hay vacilación posible.

Contar Abril, su gestación, el heroísmo de sus hombres y mujeres, lo hacemos hoy a través del amor de Arlette y Rafael Tomás Fernández Domínguez, héroe nacional, precursor e ideólogo militar de la Revolución de 1965, que procuraba la vuelta a la presidencia de Juan Bosch, derrocado por un golpe militar el 25 de septiembre de 1963.

“Aquí estoy, dijo Fernández Domínguez, respondiendo con la frente en alto el honor multiplicado y la vergüenza como estandarte. Que juzguen la Historia y la República”.

Arlette nos lo cuenta, con la gracia, la fuerza y la ternura de una combatiente que no ceja en su empeño 50 años después.

Una mujer enamorada de su Patria, la de Rafael, la nuestra, democrática, pacífica, valiente, de todos y de todas.

Texto y vídeo elaborado por la Dirección de Comunicación de la Presidencia (DICOM).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: