Saltar al contenido.

Los marxistas revolucionarios y el terrorismo individual

A propósito del atentado contra el periódico Charlie Hebdo

Por Hugo Cedeño
Núcleo por la Construcción de un Partido Obrero Revolucionario Internacionalista (NUPORI)

“Aprender a ver todos los crímenes contra la humanidad, todas las indignidades a las que se ve sometido el cuerpo y el espíritu humanos, como las excrecencias y expresiones deformadas del sistema social existente para concentrar todas nuestras energías en la lucha contra él.”. (Trotski, ¿por qué los marxistas se oponen al terrorismo individual?)

SANTO DOMINGO. El atentado contra el periódico Charlie Hebdo, mueve a una profunda reflexión política sobre el nivel de podredumbre alcanzado por el actual sistema mundial capitalista.

Hugo Cedeño.

Hugo Cedeño.

La pobreza humana que reina en el planeta y la total incapacidad del sistema burgués para hacer feliz los hombres y mujeres que habitamos el planeta, provoca situaciones inimaginables en épocas anteriores.

Si el capitalismo decadente no incentivara el odio racial, sexista, étnico, religioso y cultural, entre los pueblos y naciones, no sucederían hechos como los de Charlie Hebdo y otros de mayor magnitud.

Si los que dirigen el mundo capitalista fueran respetuosos de las diferencias religiosas y culturales que objetivamente existe entre pueblos y naciones, e incluso al interior de los que habitan un mismo territorio, no habría Charlie Hebdo.

Las ansias de riquezas y control de los recursos naturales del planeta para que las clases y castas dominantes vivan en la opulencia y el derroche provoca que más del 90 por ciento de la humanidad padezcan condiciones insoportables, ocasionando guerras, ocupaciones, rebeliones, insurrecciones, huelgas económicas y políticas, migraciones, xenofobia, inestabilidad política, económicas y sociales.

Esta situación acelera las contradicciones de clase a un nivel que muchas veces parecería irracional para algunos que la ven desde el ángulo de la moral o la religión.

Los marxistas revolucionarios rechazamos el atentado que hoy reivindica la rama yemení del al-Qaida contra el periódico Charlie Hebdo.Nos separamos de ese tipo de terrorismo individual. No creemos en él como método de lucha. No lo practicaríamos ni incentivamos.

Igual que condenamos que la dirección de periódico publicara caricaturas irrespetuosas del líder espiritual Mahoma ofendiendo a millones de hombre y mujeres que practican sus ideas y concepciones religiosas.

Denunciamos el carácter fariseo e hipócrita de aquellos que a nombre de la “libertad de Prensa” utilizan cualquier tipo de medio de comunicación para burlarse de las distintas creencias religiosas, el color, raza, preferencia sexual, condiciones físicas y culturales de un determinado grupo humano. En este caso de los Musulmanes y su líder Mahoma.

Y combatimos a muerte el terrorismo de estado que aplican los gobiernos burgueses y burocráticos contra los trabajadores y sectores que se movilizan por sus demandas y derechos.

Por qué nos oponemos al terrorismo individual venga de donde venga?

Simplemente porque quienes lo aplican desprecian las acciones independientes de los trabajadores y las masas provocando situaciones que justifican que los aparatos represivos del estado burgués o burocrático se vuelquen en contra del movimiento de masas.
O como diría Trotski, ”..a nuestro entender el terror individual es inadmisible precisamente porque devalúa el papel de las masas en su propia consciencia, las hace resignarse a su impotencia y volver la mirada hacia un héroe vengador y liberador que esperan llegará un día y cumplirá su misión.”

Nosotros reivindicamos la acción directa de las masas y las apoyamos en todo tipo de lucha que desarrollen. Desde una huelga económica, política, un paro general, el castigo físico a los rompe-huelga y funcionarios corruptos, contra los gobiernos burgueses y las instituciones represivas del estado capitalista, hasta la guerra revolucionaria contra los enemigos de clase. Por eso defendemos su derecho a armarse cuando así lo crean necesario.

Es el camino que permite que las masas trabajadoras aprendan en medio de la lucha a ubicar sus enemigos de clase y las instituciones en que estos se apoyan para gobernar y controlar los resortes del Estado.

Nuestra oposición es principista

Nada tenemos en común con los moralistas y fariseos que mientras condenan el terrorismo en abstracto están dispuestos a masacrar a pueblos y naciones enteras para salvaguardar sus mezquinos intereses de clase.

Estos aplican el terrorismo de estado contra comunidades, naciones y pueblos al penalizar y criminalizar el derecho a las huelgas y movilizaciones, protestas, resistencia y todo tipo de lucha que minuto a minuto desarrolla las masas para defenderse.

Pregunte a Peña Nieto dónde están los 43 jóvenes normalistas secuestrados el 26 de septiembre pasado en Iguala, México y a Rajoy que convierte en criminal a todo el que se movilice en su contra aplicando la Ley Mordaza. Y a Obama que envía sus tropas militares a territorio ajeno para secuestrar, desaparecer, asesinar, torturar, a todo aquel que su gobierno catalogue de “enemigo de la libertad y democracia”. También cuestione a Hollande que envía tropas militares a asesinar pueblos enteros y ni hablar de Netanyahu que ordena lanzar bombas contra la población indefensa de Palestina, asesinando a niños y niñas y personas inocentes.

Contrario a los fariseos, los marxistas revolucionarios explicamos el atentado contra Charlie Hebdo tomando en cuenta bases objetivas. No cuestiones morales o religiosas.

La primera tiene que ver con la terrible situación que impone el capitalismo decadente a la mayoría de la humanidad. Más hambre, explotación, miseria, insalubridad, desigualdad, desempleo y otros males, que provocan luchas permanentes en contra de los responsables de la catástrofe que vive la humanidad.

La segunda se refiere a la ausencia de una dirección nacional e internacional que con un programa revolucionario e independiente se gane el corazón de los trabajadores, las masas y pueblos del mundo para, con el método de la movilización permanente, derrotar al capitalismo, destruir las instituciones y aparatos en que se apoya y sobre sus cenizas construir un nuevo tipo de relación entre los seres humanos, los pueblos y las naciones.

Por último, muchas de las conquistas alcanzadas por la humanidad, como las de carácter democráticos y nacionales, están siendo arrebatadas por el capitalismo. Ni la burguesía local e internacional, ni las castas burocráticas en el gobierno, están en capacidad de mantenerlas y mucho menos de ampliarlas.

Corresponde a los trabajadores y demás sectores de clase explotados y oprimidos levantarlas en todas y cada una de sus movilizaciones y a los revolucionarios y revolucionarias integrarlas como parte del programa socialista.

Reivindicamos un programa socialista y una dirección revolucionaria con capacidad para canalizar los deseos de venganzas del proletariado y los pueblos contra los terribles sufrimientos a que son sometidos por una minoría que vive de lo que millones producen los trabajadores y pueblos del mundo sin poder disfrutarlo.

Un programa revolucionario para competir con las organizaciones no proletarias la dirección del movimiento de masas sobre la base de su movilización permanente y la lucha por la construcción de sus propios organismos de poder.

Sólo construyendo una dirección obrera nacional e internacional podemos llevar a los trabajadores y pueblos del mundo al triunfo. Sólo ese camino puede garantizar a la humanidad la paz, el pan y la libertad a que aspiramos vivir. Mientras haya capitalismo, el destino de las grandes mayorías es incierto.

16 de enero de 2015

1 Comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: