Saltar al contenido.

Condenamos asesinato de estudiantes en Guerrero, México

Por Hugo Cedeño

unnamed (3)_34SANTO DOMINGO. RD. El 26 de septiembre pasado, asesinaron seis estudiantes normalistas de la comunidad de Iguala. La misma está ubicada en el Estado de Guerrero, al sur de México. Ese día también desaparecieron 43 jóvenes que ahora comprueban que fueron vilmente asesinados.

En este horrible hecho no hubo confusión. Tampoco sucedió porque los grupos militares ligados al narco, así por así, decidieron matarlos.
Como otros, constituye un crimen de Estado, porque nadie se atreve a ejecutar tan horrible matanza sin que desde los poderes haya una mano invisible.

En Guerrero, como en la gran mayoría de Estados Mexicanos, hay múltiples nexos entre el narco y el poder político y económico.

Pocos acceden a los distintos puestos de dirección estatal sin el apoyo de los narcos o aparatos paramilitares. Solo hay que preguntárselo al entonces alcalde José Luis Abarca y su flamante esposa. Ya es público que dieron las órdenes para ejecutar los normalistas. Por eso se dieron a la fuga una vez perpetraron la acción sus sicarios.

Es parte de la opinión pública que en las comunidades indígenas, los campesinos, trabajadores y estudiantes, no logran vivir en paz. Situación que lo que los obliga a crear organismos de auto defensa armada. La Policía Comunitaria. Que administran la justicia y se protegen contra la represión de los narcos y las autoridades política y militares de la zona.

Son comunidades a las que los monopolios mineros o turísticos arrebatan sus tierras para que el capital las explote. Bajo la mirada indiferente de las autoridades locales y nacionales y en complicidad con el narco y paramilitares que les cobra peaje para protegerlos.

Este vínculo es tan grande, que los militares que acudieron en “ayuda” de los estudiantes de Ayotzinapa, en Iguala, se negaron a actuar porque eran normalistas. Así lo informa la reportera Anabel Hernández en la revista Proceso 1983, páginas 20 y 21.

Debo recordar que en diciembre del año 2012, en Ayotzinapa fueron asesinados dos normalistas y que las autoridades del momento, el gobernador Aguire y su círculo salieron indemnes.

Un año después este gobernador publicó una foto abrazando al famoso capitalista mexicano Carlos Slim, cuando éste anunciaba cuantiosas inversiones en el Estado de Guerrero.

Un claro mensaje de que actuar con mano dura y ensangrentada deja beneficios político y económicos a unos cuantos mexicanos y extranjeros

La tesis de que el Estado mexicano ha perdido el control y que los “narcos” son quienes aplican las leyes a su manera es una media verdad.

Está más que demostrado que entre los gobiernos locales y nacionales y la mafia del narcotráfico hay nexos muy profundos que benefician a todos los sectores envueltos en la trama.

México es un país dividido entre los millones que viven en la más absoluta pobreza y aquellos pocos que se benefician de la riqueza materiales que posee este enorme territorio.

Con razón se encuentra entre los países con más millonarios en el mundo y la más alta tasa de empobrecimiento. Hay 52 millones de pobres y 11 supermillonarios, entre ellos el señor Slim.

Alguien que ahora no recuerdo, dijo que la cara fea de la pobreza no son los rostros humanos que la reflejan, sino los de aquellos que en medio de la misma exhiben tanta riqueza, como sucede en nuestro país y el resto de continente. Solo hay que ver la mansión que se mandó a construir el presidente Peña Nieto y su flamante esposa. Dicen que tiene un valor de 86 millones de pesos mexicanos (unos seis millones y medio de dólares) y que está instalada en el exclusivísimo sector de Las Lomas.

Lamento de corazón la situación que vive el movimiento estudiantil dominicano y el adocenamiento de la gran mayoría de intelectuales e instituciones que como la UASD se silencian frente los acontecimientos de Iguala.

Retomo el lema del heroico grupo estudiantil FRAGUA. Que en su época dijo ser “pensamiento y acción fundidos en armas contra las injusticias” para llamar a todo dominicano y dominicanas con dignidad y decoro a colocarse al lado de los familiares, amigos y compañeros de los jóvenes estudiantes y de todos los que en México demandan que el gobierno de Peña Nieto aplique lo que dice la Constitución Mexicana en el Artículo 1ero, que lo hace responsable de respetar y hacer valer los derechos y la dignidad de todos los mexicanos y las mexicanas. ¡NI OLVIDO NI PERDON¡

Muchas Gracias. 11 de noviembre del 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: